Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

Tecate, la Puerta Norte a la Ruta del Vino

Un recorrido de sabores, olores y colores que regala experiencias para todos los sentidos.

Por: saide Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Tecate es uno de los Pueblos Mágicos más famosos de Baja California, un pueblo fronterizo, que regala al visitante un recorrido por la historia, la tradición, los paisajes naturales y rurales.

Famoso por su icónica cerveza Tecate, éste es uno de los lugares más visitados del estado y uno de los que ofrece más experiencias gastronómicas, ya que aquí inicia la Puerta Norte hacia la aclamada Ruta del Vino.

▁▁▁▁▁▁▁▁▁
Sin duda, es una de las mejores experiencias que se pueden vivir al noroeste de México y si eres conocedor del vino, o si simplemente te gusta probar nuevos sabores, tienes que conocer los encantos de este destino.

En el estado de Baja California existen 7 valles vinícolas: Tanamá, La Grulla, San Vicente, Ojos Negros, Santo Tomás, Valle de San Jacinto y Valle de Guadalupe.

Tanamá, en Tecate, es el punto que da inicio al recorrido de estos valles emblemáticos de Baja. Para los amantes del turismo gastronómico, vivir esta experiencia es un deleite para el alma.

Incluso si no eres conocedor del vino, sin duda en estos valles encontrarás sabores capaces de embrujar tus sentidos. Además de los olores y sabores, Baja California regala hermosas panorámicas que roban el aliento. 

▁▁▁▁▁▁▁▁▁
Anímate a conocer los viñedos que han puesto el nombre de Baja California en alto, tanto a nivel nacional como internacional, y que atraen visitantes de diversas partes del mundo.

¡Descubre el encanto de los valles de Baja California!

La puerta de entrada hacia
el recorrido de sabores,
Valle de Tanamá

El inicio de la Puerta del Norte comienza en el Valle de Tanamá , con espacios que cautivan el cuerpo y alma.

El viaje de sabores empieza en el Valle de Tanamá, en este lugar vas a poder encontrar diversos lugares, restaurantes y vinícolas para todos los gustos. Sin duda es un paraje para consentirte en cuerpo y alma.

Por ejemplo, en este lugar se encuentra la Vinícola Encino de Piedra, que además de ofrecer deliciosos vinos elaborados con las uvas de Rancho Tecate, cuenta con lagos, áreas verdes y veredas hermosas que podrás disfrutar y aprovechar para tomar fotografías panorámicas.

▁▁▁▁▁▁▁▁▁
Uno de los encantos de este lugar es su cava subterránea en la cual podrás  degustar la extensa variedad de vinos con los que cuenta la Puerta Norte. En el mismo lugar podrás disfrutar del restaurante Puerta Norte, que ofrece un excelente menú con cocina de autor tipo asadero campestre, ideal para degustar los vinos de la cosecha de Encino de Piedra.

También dentro de Rancho Tecate se encuentra otra vinícola pequeña llamada Catagnia, cuya cosecha es el resultado del esfuerzo y creatividad de la familia Cataño Cardenas. Aquí vas a encontrar vinos artesanales hechos 100% de manera local, podrás degustar su pinot noir, malbec o nebbiolo. 

Otra producción local que se puede encontrar en este valle, es Bichi Wines. Proyecto de los hermanos Noel y Jair Tellez, estos vinos están llenos de vida, energía y con una visión fresca. Cuentan con 10 hectáreas de viñedos en donde colaboran con agricultores orgánicos para poder cosechar las uvas que dan paso a sus deliciosos vinos.

▁▁▁▁▁▁▁▁▁
En este lugar podrás degustar rosa del Perú, tempranillo, cariñena y otras variedades. Tienes que saber que sus cosechas son recolectadas a mano y fermentadas con levadura nativa, envejecidas en barrica. Por ello, no puedes dejar de visitar este negocio familiar y maravillarte con sus sabores.

Continúa explorando la magia
de los valles de Baja California

Descubre más proyectos familiares que regalan experiencias vinícolas de calidad

Ahora, si quieres adentrarte más en la experiencia del vino bajacaliforniano, te recomendamos seguir la ruta hacia Mexicali, en donde encontrarás el Valle de San Valentín. Aquí encontrarás vinícolas como Casa Vinícola Veramendi, muy recomendada por nosotros.

Solía ser Rancho La Ciénega, y empezaron a plantar sus primeros sarmientos de uva durante el 2010; teniendo gran cosecha y prosperidad. Hoy en día se puede encontrar en este lugar los sembrados para la uva: tempranillo, merlot, syrah, sauvignon blanc, chardonnay y malbec.

▁▁▁▁▁▁▁▁▁
Creemos que esta es una de las bodegas más bonitas de la zona, por lo que te recomendamos pasar un día aquí, ya que además de ricos vinos vas a poder disfrutar de las vistas panorámicas del valle. 

Para finalizar tu recorrido de sabores puedes llegar a Viñas San Valentín. Ésta es una casa campestre que funciona como proyecto familiar, cuenta con cinco hectáreas de chardonnay, cabernet sauvignon, merlot, tempranillo, misión y rosa del Perú.

Algo obligatorio en tu recorrido es degustar alguno de sus vinos en su restaurante Terraza de San Valentín, mientras disfrutas de la impresionante vista. 

TIP: te recomendamos planear tu viaje con anticipación ya que para entrar a estos lugares es necesario contar con reservación. 

También en esta edición
In this edition

Compartir